Páginas vistas en total

domingo, 25 de marzo de 2018

LOS AÑOS DE LOS POEMARIOS

Reaccionas ante el mundo, no estás hecho de diademas de tela. Reaccionas ante las inclemencias que se estiran cómo gomas y se sueltan y te alcanzan y que son varias y que no vienen después del sopor. Sabes lo que estás contando pero no sabes lo que estás contando y no lo dices pero te dulcificas y luego todo pasa. No estás bien, has estado mejor. No te encuentras mal, también has estado mejor.
SIENTES QUE TE FALTA AQUELLO QUE SE LLAMABA INSPIRACIÓN Y QUE TE ACOMPAÑÓ POR MUCHO TIEMPO, TE FALTA CONCENTRARTE y ahora estás instalado en la rutina de los seres vulgares y no haces nada, y ahora estás instalado en la rutina de los seres vulgares y nada haces y unas campanas da el reloj o mejor oyes que el reloj te da unas campanadas pero el reloj no te da las campanadas a ti, el reloj da las campanadas porque es una máquina pero tú no cuentas, el mundo no gira a tu favor, no eres el centro de todo el universo, no, ya no lo eres, ahora eres humilde, ahora eres muy humilde y esperas un gran evento en el mundo y no sabes por qué y ahora es tiempo de espera del gran evento mundial y estás en ascuas y tus poemarios rotos y esparcidos y tus poemarios destruIdos y tus poemarios olvidados y vacuos, ya no eres el gran poeta que habías sido y ya no quieres serlo, la poesía te cansa porque antes no había espacio para nada más, no había nada más importante que el arte y te parece que con eso has malgastado tu vida pero aunque también te has divertido podría haber sido no todo igual podría haber sido no todo de otra manera y ahora qué, ahora da igual y no sabes por qué pero las cosas importan menos, hay una fábula sin moraleja en medio de ella hemos caído y nos cantamos y contamos y luego nos duele todo, y luego nos duele la espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario